German Truck Simulator

Publicado: 12 julio, 2014 en Uncategorized

Amigos; decirles a vosotros que gracias por todas sus visitas y comentarios, y también decirles que el juego de German Truck Simulator ha sido uno de mis mejores juegos. Pero quiero invitarles a que prueben el Euro Truck Simulator 2 ya que es mucho más moderno y mejor, German Truck es muy bueno pero Euro Truck Simulator 2 es una mejora y un nuevo juego que recomiendo al máximo. Si te gustó GTS prueba el ETS 2. Gracias de nuevo🙂

 

 

Empezaremos siendo un camionero asalariado de una compañía de logística, donde nuestra misión será la de llevar cargamentos entre ciudades alemanas por un porcentaje del precio acordado por nuestros jefes. No tardaremos en ver lo aburrida que es esta vida, así que con los primeros ahorros compraremos un camión de segunda mano y nos echaremos a la carretera como autónomos. Nuestro camión, nuestras decisiones, nuestro dinero. A partir de ahí, será cosa nuestra labrarnos un futuro como transportista independiente. O, quién sabe, como dueño de la más grande empresa de logística del país.

Al iniciar el juego, lo primero será elegir para qué compañía queremos trabajar de entre tres ofertas. Cada una de esas compañías nos ofrecerá un camión de gama baja con diferentes prestaciones y un porcentaje determinado del precio acordado para el transporte. Acto seguido, recibiremos el primer encargo y nos pondremos en ruta. Una vez entregado en el punto de destino, seremos evaluados conforme a la distancia recorrida, la puntualidad con que entregamos la carga y el que no hayamos sido multados ni hayamos dañado la mercancía.

Trabajar para estas compañías tiene sus ventajas. El coste de mantenimiento de camión y de combustible corre a cargo de la empresa, nuestra única preocupación para el escaso dinero que ganamos serán las multas, que hemos de pagarlas de nuestro bolsillo. Pero también tiene sus inconvenientes; principalmente, que la paga es baja. ¿Por qué conformarse con algo más de 1000 euros por entrega pudiendo quedarse con los 9000 ofrecidos por el cliente? Esta opción será posible si rescindimos nuestro contrato y nos ponemos a trabajar por libre.

Para ello, hemos de adquirir nuestro propio camión. A partir de ese punto, el mantenimiento, el combustible y las multas, por no mencionar otros gastos (como las noches en hoteles), saldrán de nuestra cartera. También es en este momento cuando la evaluación por entregar mercancías cobra importancia, ya que aumenta nuestra reputación. Cuanta más alta sea nuestra reputación, más empresas estarán dispuestas a confiar sus mercancías en nuestras manos, por no hablar de que otros conductores se mostrarán más proclives a trabajar para nosotros.

¿Trabajar para nosotros? Es otra opción una vez somos autónomos.

Obviamente, nuestra reputación influirá en quiénes querrán trabajar para nosotros. Un conductor de cinco estrellas no trabajará para alguien con menos reputación que él. En estas circunstancias, los conductores con pocas estrellas pedirán una comisión baja (alrededor de 15% del precio del transporte) pero serán más propensos a averiar el camión que les confiemos (gastos en reparación para nosotros). Conforme tengan más estrellas, más comisión pedirán (hasta alrededor del 25% de comisión para los de cinco) pero será menos probable que estropeen el vehículo.

Como no podía ser menos, el principal “enemigo” del juego será el tráfico rodado. A ese respecto, la IA cumple muy bien al dar la sensación de estar en carreteras alemanas, con sus vehículos rodando ordenadamente, respetando los límites de velocidad, cediendo el paso cuando ven que señalizamos una maniobra de adelantamiento… Para darnos una bofetada a continuación al observar comportamientos erráticos como coches que, sin motivo alguno, en medio de una Autobahn, frenan y paran de repente, sin darnos apenas tiempo de reacción (intentad detener en seco un camión a 100 km/h con varias toneladas de carga detrás en el juego… veréis que divertido es el resultado). Esta misma conducta la veremos, con demasiada frecuencia, cuando un vehículo decide aleatoriamente estacionarse en medio de una intersección o respetar un semáforo en rojo… en el carril contrario.

Nos encontramos ante un grato trabajo hecho en la representación de los modelos de camiones y coches, con unas texturas y reflejos metálicos en las carrocerías muy conseguidos. Las texturas del asfalto son variadas (tanto como las que estamos acostumbrados a ver en la carretera), con las líneas de señalización bien trabajadas (no se trata de “manchas” de color sólido en la textura del asfalto, si no que dan la impresión de estar pintadas en la superficie granulada de éste). Los escenarios que rodean a las carreteras, alternando bosques con campos de cultivo, en los que cosechadoras y tractores trabajan, o explotaciones forestales, con los tocones y pilas de troncos; o las ciudades recortadas contra el horizonte, con sus edificios más emblemáticos resaltados.

El menú principal cuenta con un único tema, muy marchoso y pegadizo, además de unas composiciones cuyo ritmo nos intentará transmitir cierta sensación de urgencia, pues sonarán cuando nos queden menos de dos horas para entregar puntualmente la mercancía. El resto del tiempo, el único acompañamiento sonoro de que gozaremos serán los efectos de sonido. El motor, la lluvia, el tráfico, los intermitentes,… todos ellos son correctos y adecuados. Sin embargo, se echa de menos la posibilidad de tener una radio y escuchar a otros camioneros hablar o emisoras de radio del estilo GTA, para poder elegir hilos musicales que escuchar.

Lo mejor: Tener simulación y tycoon en un mismo título de forma accesible y entretenida, la opción de juego abierto y que el jugador decida su meta.

Lo peor: Inconsistencias en la IA, nula variación de modelos de camiones, ciudades desaprovechadas.

 Bueno para los trucos tengo algunos muy chulos que os podrían servir. Empezando por el dinero, ¿Quién no querría tener un millón de euros para poder comprar camiones y tunearlos a tope? Para ello (y es lo primero que debéis hacer) es modificar dos líneas de texto del archivo “config.cfg”, el cual debes buscar en las carpetas del juego y hacer lo siguiente: Abrir siempre con el bloc de notas y buscar:

     uset g_console “0”

    uset g_devolper “0”

    Tienes que poner “1” en vez de “0”

Ya se supone que podemos modificar y meter todo tipo de trucos en el juego. Para el truco del dinero lo que tenemos que hacer es ir a Documentos/German Truck Simulator/Save/ el numero de la partida guardada (1 o 2 o 3…) y abrir “game” con el bloc de notas. Una vez abierto buscamos “money_account” allí aparecerá el dinero que tienes, supongamos unos 1.500 euros. Borramos esos 1.500 euros y ponemos 1.500.000 euros. Le damos a guardar y ya somos millonarios en German Truck Simulator.

 En el bloc “game” se pueden modificar un montón de cosas que luego influirán en el juego, pero hay que andar con cuidado porque a veces nos pasamos de la raya modificando las cosas y cuando vamos a cargar la partida nos da un error y se sale del juego. Aquí tenéis unas cosillas que os servirán y que están muy chulas:

– Modificar los puntos de experiencia: “reputation_points” ponemos unos 120.500 puntos que son suficientes para contratar a todos los conductores y desbloquear todo del juego.

– Para hacer que haya lluvia y nieve:  stored_rain_intensity: 0    (sólo números del 0 al 5)

                                                                            stored_snow_intensity: 0  (sólo números del 0 al 5)

– Para convertir un camión de clase C por otro de clase A: (pongo el ejemplo de un MAN)

              permanent_vehicle_data: vehicle.man.tgx.c                                                        

  (se cambia la “c” por una “a” o por una “b” según el gusto de cada uno)

– Supongamos que nuestro camión está dañado: se busca “trailer_wear” y el número que esté le cambiamos por un 0.

– Supongamos que tenemos un garaje en Hannover y queremos tener otro en Hamburg y otro en Kiel. ¿Pagar 75.000 euros por cada uno? De eso nada: Buscamos en “game” el garaje de Hannover: 

 garage : garage.hannover {

 vehicles: 2

 vehicles[0]: null

 vehicles[1]: null

 drivers: 2

 drivers[0]: null

 drivers[1]: null

 status: 2

 stats_data: 0

Una vez encontrado esto copiamos:

vehicles: 2

 vehicles[0]: null

 vehicles[1]: null

 drivers: 2

 drivers[0]: null

 drivers[1]: null

 status: 2

 stats_data: 0

A las ciudades de Hamburg y Kiel y lo sustituimos por lo que tienen que es

vehicles: 0

 drivers: 0

 status: 0

 stats_data: 0

Y nos quedará:

garage : garage.kiel {

 vehicles: 2

 vehicles[0]: null

 vehicles[1]: null

 drivers: 2

 drivers[0]: null

 drivers[1]: null

 status: 2

 stats_data: 0

Y ya tenemos garaje en Kiel, Hamburg y si quieres en todas las ciudades del juego.

Para los mods es muy sencillo sólo tenemos que guardar el archivo que hemos descargado y extraer sus ficheros en la carpeta mod que aparece en la carpeta del juego. Seleccionamos el archivo y con un clic derecho le decimos “extraer ficheros” y entonces te pedirá dónde y le decimos Documentos/German Truck Simulator/mod. Ya tenemos mods. Os dejo un par de direcciones de páginas web donde hay los mejores mods del juego y muy fáciles de descargar. A mí me funcionan, prueba tú!!.

 http://www.18wos.org/category/game-edition/German-truck-simulator/trucks?page=1

http://www.18wos.org/game/german_truck_simulator?page=6

http://www.gamemoding.com/german-truck-simulator/page/15

¿Alguien quiere el juego en español?  http://www.megaupload.com/?d=Y39RXHBI Descargar, instalar y listo GARANTIZADO

¿No te convence? Mira estas fotos del juego

  

  

Seguiré investigando más trucos y mods de este juego y los pondré aquí. Un Saludoo!!

Por cierto es verdad que en German Truck simulator no se puede (o es muy difícil) poner y reproducir música pero he aquí un truco con estas emisoras de radio reales…

http://www.locafm.com/

http://www.maxima.fm/multimedia/radios.html

u otras

Poniendo la música más o menos baja y metiéndote en el juego parece que estamos conduciendo nuestro camión con la radio puesta XD!!

Comenten…

IMÁGENES GERMAN TRUCK SIMULATOR

Publicado: 19 mayo, 2011 en Uncategorized